2 Controlar la ovulación 1: Moco cervical

MétodoBillings

Hola buscadoras:

Esta es la primera de una serie de entradas que nos ayudaran a reconocer el momento en el que estamos ovulando y por tanto, somos más fértiles.
La ovulación tiene lugar cuando el ovario libera al óvulo que se dirige al útero deslizándose por las trompas de Falopio. El óvulo vive de 12 a 24 horas, por tanto es importante tener relaciones uno o dos días antes, y un día después de que hayamos detectado nuestra ovulación, ya que los espermatozoides en condiciones óptimas pueden vivir hasta 3 días.
Hay aplicaciones y webs que calculan los días fértiles pero esto se trata de una aproximación. Lo mejor es conocer nuestro cuerpo al máximo.
El método Billings (muchos de estos métodos tienen por nombre el de su descubridor) o método del moco cervical consiste en comprobar diariamente la consistencia y cantidad del moco cervical. Puedes comprobar tu flujo en un trozo de papel higiénico limpiándote o introduciendo un dedo previamente lavado en la vagina acercándote al cuello del útero (será donde más encuentres).

 Pegajoso: Es el menos fértil de todos. Es grumoso y espeso. Si lo pones entre los dedos tiene una consistencia parecida a la del pegamento infantil. Los espermatozoides no pueden nadar a través suyo.
Cremoso: Tiene la característica de ser también muy espeso. A veces puede ser blanco y otras amarillento. Tiene una textura similar a la crema. Se corresponde a la fase infértil y no permite que los espermatozoides se desplacen.
Acuoso: El flujo acuoso es el segundo tipo de flujo más fértil. Su color es trasparente y gotea como el agua. También permite que los espermatozoides se muevan con libertad aunque no tan fácilmente como la clara de huevo.
Clara de huevo: Se llama así por su aspecto, trasparente y elástico, muy similar a la clara de huevo crudo. Si lo pone entre dos dedos, debe ser capaz de estirarse entre 2 y 5 centímetros. Este tipo de flujo indica tu día más fértil, ya que se produce junto con la ovulación y ayuda a que los espermatozoides se adentren en el cuello del útero. Generalmente dura un día pero hay chicas a las que les dura un par más.
Después de la menstruación lo normal es estar unos días sin presentar flujo hasta que su presencia se hace más clara y después se vuelve más elástico conforme se acerca la ovulación.
Es muy normal que cuando empieces a comprobar tu moco cervical te cueste diferenciarlo, pero seguro que en un par de ciclos lo tendrás dominado. Es conveniente combinar este método con algún otro, por ejemplo el de la temperatura basal.
También es recomendable que lleves un registro, puedes hacerlo a mano pero las aplicaciones móviles son muy útiles para este fin.

 

2 pensamientos en “Controlar la ovulación 1: Moco cervical

  1. Pingback: Controlar la ovulación 2: Los test de ovulación – Maybe Baby Mom

  2. Pingback: Remedios naturales y otras ayudas para la fertilidad | Maybe Baby Mom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *