· Controlar la ovulación 4: posición del cérvix

Posicióndelcévixcabecera

Hola buscadoras:

 Siguiendo con la entradas relacionadas con el control de la ovulación para determinar los días de ovulación y por tanto los más fértiles, hoy quería hablaros de la posición del cérvix a lo largo del ciclo.
Este método, puede ser también muy útil si tenéis poco moco cervical, ya que ayuda mucho a poder identificarlo, cerca de la entrada del útero es donde más cantidad encontraremos.
El cuello uterino es el punto de unión entre el útero y la vagina y su posición y estado varía en función del momento del ciclo reproductivo en el que nos encontremos.

Sirve tanto de entrada a los espermatozoides durante los días fértiles, como de barrera para las bacterias y virus evitando de esta forma posibles infecciones.
En la fase infértil, el cérvix se encuentra bajo, presenta mayor dureza y se encuentra cerrado por un tapón de moco cervical espeso y ácido que obstruye la entrada hacia el útero.
Mientras que durante la ovulación, se encuentra más alto en el canal vaginal, más blando y con el orificio más abierto para que junto con un flujo más acuoso, se permita la entrada de los espermatozoides hacia el útero y posteriormente las Trompas de Falopio.
 Gráfica ciclo menstrual y los test de ovulación
Muchas mujeres descartan este método por miedo o por que les resulta antihigiénico. En mi opinión, cuanto mejor conozcamos nuestro cuerpo, más nos ayudará a determinar los cambios que están teniendo lugar a lo largo del ciclo.
posición del cervix
Para palpar el cérvix hay dos cosas a tener en cuenta muy importantes. Debemos tener las manos muy limpias, para evitar posibles infecciones, y tener mucho cuidado con las uñas largas, ya que podríamos hacernos daño.
Debemos adoptar una posición cómoda para la exploración y continuar siempre con la misma postura para que siempre tengamos las mismas referencias. La que más se suele utilizar es en cuclillas, con la espalda recta y las piernas dobladas.
Introducimos el dedo medio o corazón en la vagina hasta tocar el final del canal vaginal que es donde se encuentra el cérvix. En algunas ocasiones necesitaréis introducir el dedo más o menos para encontrarlo en función de si se está más o menos alto.
Podéis aprovechar a comprobar el estado del cérvix después de ducharos, ya que las manos están limpias y la ducha es un lugar higiénico.
Combinando este método con los visto en entradas anteriores, ayudaremos a determinar la ovulación y por tanto afinar más en la caza del ovulín.
Al igual que en casos anteriores, lo más normal es que cuando empieces a determinar la posición del cérvix, te resulte un poco confuso, pero no te preocupes, es lo más normal. Después de un par de ciclos te habrás hecho a ello y conseguirás identificarlo mucho mejor.
Hay aplicaciones móviles que permiten tener un registro de la posición del cérvix a lo largo del ciclo y que pueden ayudar mucho a observar los cambios. Entre ellas Kindara y My days.
Y sobre todo, no tengas miedo a explorar y conocerte lo mejor posible. Siempre y cuando mantengas unas medidas de higiene y lo hagas con cuidado, no habrá ningún problema.
La posición del cérvix antes de la menstruación se parece un poco al estado que se encuentra durante la ovulación. No suele estar tan alto, pero si que se presenta abierto y más blando.
– Determinar el estado del cérvix no sirve para predecir un embarazo temprano ya que su estado puede cambiar en función de una mujer a otra. Durante el embarazo, el cérvix estará bajo y cerrado para proteger al útero de cualquier agente externo, pero estos cambios tardan en hacerse notar. Sin embargo, si que puedes comprobar como comentábamos en el punto anterior, que estás a punto de menstruar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *