2 Smash Cake en casa

Seguro que a estar alturas gracias a la tendencia en aumento, habéis visto vía Pinterest o Instagram, esas adorables fotos de bebés llenos de crema, delante de tartas a medio destrozar en un escenario monérrimo.

Este primer año de Cachorrín ha sido tan importante para nosotros que sentía la necesidad de celebrarlo por todo lo alto y tener unas fotos tan chulas para el recuerdo me parecía una idea buenísima. Así que después de darle vueltas, me decidí por organizar un Smash Cake versión “de andar por casa”.

Pero empecemos por el principio:

¿Qué es un Smash Cake?

Se trata de hacer una sesión fotográfica donde los protagonistas son el bebé y la tarta. Se coloca un fondo bonito y se les da libertad para comer (más bien destrozar) a sus anchas. Es una experiencia divertida donde se consiguen unas fotos espontáneas y coloridas, un recuerdo ideal de la celebración de un momento tan importante.

A día de hoy muchos estudios realizan reportajes Smash Cake y es importante que si lo que de verdad queréis son unas fotos perfectas,contéis con un profesional, tanto para la elaboración de la tarta como para que realice las fotografías y aporte el escenario, bien en estudio o desplazándose hasta vuestra casa.

Como nuestra intención era simplemente tener una experiencia en familia divertida para el recuerdo, el resultado “caserillo” de las fotos no nos importaba, a fin de cuentas son para nosotros. Así que hay que tener en cuenta que para un verdadero resultado profesional, lo ideal es contar con un fotógrafo especialista.

Cómo organizamos la sesión en casa:

  • Lo primero es elegir un tema, una gama de colores o al menos tener una idea generalizada de la que partir, ya que en función de esto montaremos el escenario y decidiremos el conjunto del bebé. Pinterest es una gran fuente de inspiración.

  • Ropa del/la peque: Para niñas lo más utilizado son tutús, diademas con flores o lazos, collares de bolas largos… Para niños pantalón corto o pololo (aunque he visto muy chulas en vaqueros) y corbata o pajarita. Para ambos corona o gorrito de fiesta. Lo importante es que no lleven mucha ropa porque créeme, se van a poner perdidos.
  • Decide el tipo de pastel, si vas a hacerlo tú misma o si vas a encargarlo. Nosotros no le damos azúcar al peque, así que la mejor opción me parecía hacerlo yo; una Naked Cake (de la que pronto tendréis receta en el blog). Es importante que tenga cobertura de nata, queso crema…, con la que fácilmente se puedan embadurnar (el fondant no vale para esto) y a poder ser colorista.
  • Para darle más protagonismo a la tarta y permitir que puedan acceder a ella más fácilmente me gusta mucho como quedan los soportes. En Ikea tienes un par de modelos pero si no siempre puedes utilizar una caja de madera del revés o incluso hacerlo tú misma en cartón.
  • Busca un sitio de la casa que reúna estas características: buena iluminación (si la luz entra natural y de forma lateral mejor), suelo y pared despejados y fácilmente fregables y que esté a una temperatura adecuada ya que vamos a tener al peque una ratito en pelotillas.
  • Monta el escenario: coloca guirnaldas, globos, banderines… Aunque sé consciente que en 3 minutos todo puede quedar desarmado en cuanto el/la bebé empieza a campar a sus anchas (y ahí está la diversión y la espontaneidad) Quedan muy bien los complementos de colores vivos sobre fondos blancos.

Así quedó nuestro humilde escenario

  • Cuenta con ayuda. Lo ideal es que la actividad sea en familia, resultará más divertido y más cómodo para todos.
  • El bebé es el protagonista y como tal, tiene que estar en su mejor momento: descansado, sin hambre, de buen humor y con ganas de jugar. Ambienta con su música o canciones preferidas y ten a mano juguetes o cuentos que le gusten. Anímale a experimentar y disfrutar sin condicionarle.
  • En esta sesión de fotos lo que menos importa son precisamente las fotos. Olvidaos de las altas expectativas distorsionadas de las redes sociales y disfrutad mucho del momento porque es verdaderamente divertido y único y no merece la pena estresarse para conseguir una fotografía así o asá. Para eso contrata a un profesional.
  • Recuerda: La sesión nunca puede durar más de 20 minutos, hay que tener en cuenta que para lxs peques es una actividad muy cansada.

Limpieza

Previo a comenzar con las fotos es súper importante que el suelo esté higiénico. Yo lo limpié dos veces bien con desinfectante sin lejía.

Y si en algún punto nos arrepentimos de hacer el Smash Cake en casa es cuando toca recoger el desastre. Bromas a parte, los pasteles son pringosos, pegajosos y difíciles de limpiar. Cuando creas que ya está todo listo, todavía encontrarás restos de nata. De esta parte se encargó papi mientras yo bañaba al peque, otro punto por lo que es importante y más cómodo ser dos.

Cuando la cosa se complicó llamamos a los refuerzos xD

Conclusiones

Habitualmente las fotos se hacen unos días antes del cumple, lo que permite utilizar las fotos para hacer la invitación, decorar en la fiesta, o dar un recordatorio a lxs asistentes al evento.

No te estreses con la calidad de las fotos, lo principal es dejar que cada bebé sea él/ella mismx y disfrute de un momento de experimentación y juego en familia y seguro que quedan unas fotos perfectas para el recuerdo. ¡Y no olvides hacer un making of!

2 pensamientos en “Smash Cake en casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *